Observatorio del Glifosato en Argentina


¿Quién se beneficia con los cultivos transgénicos? by Sole
6 abril 2010, 8:06 AM
Filed under: Documentos y Estudios de interés | Etiquetas: , ,

Esta publicación es parte del resumen ejecutivo de una más amplia con el mismo título. La versión completa de ¿Quién se beneficia con los cultivos transgénicos? puede solicitarse a Amigos de la Tierra Internacional, info@foei.org.

1.- Hallazgos clave: los cultivos transgénicos no generan beneficios ambientales, sociales ni económicos

1.1 La situación de los cultivos transgénicos en elmundo en 2007: cuatro cultivos, dos rasgos y un puñado de países

La producción de cultivos transgénicos continúa ocurriendo principalmente en un puñado de países con agricultura altamente industrializada y orientada a la exportación. Más del 90% de la superficie plantada con cultivos transgénicos se da en cinco países de América del Sur y del Norte: Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil y Paraguay. Estados Unidos por sí solo produce más del 50% de los cultivos transgénicos delmundo. EstadosUnidos y Argentina producen conjuntamentemás del 70% de todos los cultivos transgénicos.

El Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Biotecnológicas en Agricultura (ISAAA, por su sigla en inglés) financiado por la industria,hace referencia a 14países ‘mega-biotecnológicos’. Pero en la mayor parte de estos 14 principales productores de transgénicos, los cultivos transgénicos representan menos del 3% de la superficie total cosechada. Sólo en cuatro países -Estados Unidos, Argentina, Paraguay yUruguay- los cultivos transgénicos representan más del 30% de la superficie cultivada. El principal cultivo transgénico sembrado en esos tres países sudamericanos es la soja, lamayor parte de la cual se exporta. En Europa, la industria biotecnológica sostiene que en 2007 los cultivos demaíz transgénico aumentaron un 77%, pero esa cifra todavía representamenos del 2%de la superficie total cultivada demaíz. Al igual que en años anteriores, la soja, el maíz, y el algodón transgénicos representan más del 95% de la superficie sembrada con cultivos transgénicos en todo el mundo (casi la totalidad del 5% restante es canola o colza transgénica). La soja y el maíz se utilizan principalmente como alimento para animales en los países ricos.

Argentina, por ejemplo, exporta gran parte de su soja transgénica para la alimentación de ganado en Europa. En Estados Unidosmás del 20% de la cosecha demaíz está destinada a la producción de etanol. Significativamente, las empresas biotecnológicas no han introducido ni un solo cultivo transgénico de mayor rendimiento, más nutritivo, tolerante a la sequía, o tolerante a la salinidad. Prácticamente no existen cultivos transgénicos resistentes a las enfermedades. Como en el pasado, casi el 100%de la superficiemundial sembrada con cultivos transgénicos comerciales tiene solamente uno o dos de los rasgos existentes: resistencia a herbicidas y resistencia a insectos.

En EstadosUnidos, que es el lídermundial en la producción de cultivos transgénicos, las empresas están enfocando sus esfuerzos a la producción de nuevos cultivos resistentes a herbicidas. Dos de los cuatro cultivos transgénicos aprobados en el último año, y cinco de los doce nuevos cultivos transgénicos cuya aprobación comercial por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) está pendiente, son resistentes a herbicidas. Dos de estos cultivos que están en proceso son resistentes a dos herbicidas en lugar que a uno, algo novedoso que responde a la propagación de las malezas resistentes a los herbicidas.

1.2 Los cultivos transgénicos incrementan el uso de plaguicidas

Pos plaguicidas son productos químicos que atacan a las malezas (herbicidas), los insectos (insecticidas) u otras plagas. Las variedades de soja,maíz, algodón y canola resistentes a herbicidas dan cuenta de 4 de cada 5 hectáreas (81%) de los cultivos transgénicos en el mundo. Los cultivos resistentes a herbicidas son ‘promotores de plaguicidas’ –es decir que estimulan el desarrollo de malezas resistentes a los herbicidas, lo que a su vez conduce a un uso aunmayor de plaguicidas.

Los cultivos resistentes a herbicidas les posibilitan a los agricultores aplicar un herbicida específico de manera más frecuente e indiscriminada, sin temor a dañar el cultivo. También le permiten a losgrandes agricultores ricos cultivar mayor cantidad de hectáreas con menos mano de obra, fomentando la tendencia mundial a cada vez menos fincas de gran tamaño e industrializadas.

Los cultivos resistentes a herbicidas que promueven el uso de plaguicidas han engendrado una epidemia de malezas resistentes a herbicidas en EstadosUnidos, Argentina y Brasil, alentando por lo tanto un uso aún mayor de agrotóxicos para controlarlas. Los plaguicidas tienen efectos adversos en la salud e impactos ambientales que la agricultura transgénica está exacerbando.

No es casual que las empresas agroquímicas-biotecnológicas centren sus esfuerzos en el desarrollo de cultivos resistentes a herbicidas promotores de los plaguicidas: su objetivo es incrementar las ventas de los químicos que ellasmismas comercializan.

1.3 ¿Reduciendo el hambre y la pobreza?

Lamayoría de los cultivos transgénicos no están destinados a la gente que sufre hambre en los países en desarrollo, sino que son utilizados para la alimentación animal, producir agrocombustibles y productos alimenticios altamente procesados -principalmente para el consumo de los países ricos. Los cultivos transgénicos no han incrementado la seguridad alimentaria de los pobres delmundo.Ninguno de los cultivos transgénicos actualmente existentes en el mercado han sido modificados para incrementar su rendimiento, y la investigación continúa centrándose en nuevas variedades promotoras de plaguicidas que toleren la aplicación de uno o más herbicidas. La soja Roundup Ready de Monsanto que ha sido modificada para ser resistente al herbicida glifosato, es el cultivo transgénico más ampliamente plantado en el mundo, y sufre una “pérdida de rendimiento” en parte debido a unamenor absorción de nutrientes esenciales.

La experiencia de los pequeños agricultores de la región deMakhatini Flats (KwazuluNatal) de Sudáfrica con el algodón transgénico, ha sido divulgada internacionalmente como la historia exitosa que dio prueba de los beneficios de los cultivos transgénicos para los pequeños agricultores de África. Sin embargo, desde la adopción del algodón Bt, el número de pequeños agricultores que cultivan algodón en esa región ha caído estrepitosamente de 3.229 en 2001/02 a tan sólo 853 agricultores en 2006/07. El algodón transgénico no puede dar solución a los problemas estructurales que constituyen las principales causantes de la pobreza rural, factores tales como los precios de los granos básicos (commodities), falta de créditos y cada vezmenor apoyo gubernamental para la agricultura.

1.4 Control de las semillas y precios

El creciente control del suministro de semillas por unos pocos gigantes agroquímicos-biotecnológicos está provocando un incremento de los precios, reduciendo las opciones de semillas, y exponiendo a los agricultores a ruinosas acciones legales en su contra por el “crimen” de guardar semillas. Las erróneas decisiones de las cortes de Estados Unidos que permitieron que las semillas fueran patentadas, han ilegalizado prácticamente la milenaria práctica de los agricultores de guardar semillas, al menos en lo que respecta a las variedades transgénicas.

Los agricultores, las pequeñas empresas semilleras y los fitomejoradores del sector público desarrollaron a lo largo de los años múltiples variedades nuevas de semillas mejor adaptadas a las condiciones locales. Actualmente, Monsanto, DuPont-Pioneer, Syngenta, Bayer y un puñado de otras multinacionales son propietarias de la mayoría de las semillas comerciales del mundo. Incluso el Departamento de Agricultura de EEUU admite que la concentración de la industria de semillas ha enlentecido el desarrollo de nuevas variedades de cultivos útiles.

En los Estados Unidos los precios de las semillas han aumentado en forma dramática en la medida en que las empresas imponen las costosas semillas biotecnológicas para maximizar sus ganancias.

Los agricultores tienen cada vez menos alternativas, ya que estas empresas eliminan progresivamente las semillas convencionales más accesibles.

Monsanto se convirtió en la empresa semilleramás grande delmundo en 2005, y en 2007 incrementó su control del mercado mediante la compra de la principal empresa de semillas de algodón del mundo, Delta and Pine Land.

1.5 Falta de evidencia científica

Continúa habiendo carencia de estudios rigurosos e independientes que examinen el desempeño y los supuestos beneficios de los cultivos transgénicos en aquellos países donde se han comercializado. La evaluación de los cultivos transgénicos es una cuestión altamente compleja que requiere investigación científica independiente.Muy amenudo, los tomadores de decisiones se basan en la información de organizaciones como el ISAAA, que es financiada por la industria biotecnológica y tiene un claro interés en promover los productos de sus patrocinadores. Tal como demuestra este informe, las aseveraciones del ISAAA respecto al uso de plaguicidas y los impactos de los cultivos transgénicos en los rendimientos son o bien falsas, o en elmejor de los casos altamente dudosas. Los cultivos transgénicosmás ampliamente sembrados están asociados a un uso rápidamente creciente de plaguicidas, al tiempo que los efectos en los rendimientos son ya sea negativos o inciertos.

2.- El uso creciente de plaguicidas

Los cultivos resistentes a herbicidas han sido diseñados para permitir la aplicación directa de mata malezas químicos sin matar al cultivo en sí. Su principal beneficio ha sido la conveniencia: Los cultivos resistentes a herbicidas le posibilitan a los agricultores aplicar un herbicida específico demanera más frecuente e indiscriminada sin temor a dañar el cultivo. También le permiten a los grandes agricultores ricos cultivar mayor cantidad de hectáreas con menos mano de obra, fomentando la tendencia mundial a cada vez menos fincas de gran tamaño e industrializadas. No es casual que la soja transgénica sea predominante en Argentina, un país conocido por poseer algunas de las plantaciones de soja más grandes del mundo.

Así como las bacterias han desarrollado resistencia a los antibióticos, del mismo modo las malezas se han vuelto resistentes a los herbicidas. Las malezas resistentes no son nuevas, pero se han tornado mucho peores en la era de los cultivos transgénicos. Aproximadamente el 99% de los cultivos resistentes a herbicidas del mundo son variedades Roundup Ready de Monsanto resistentes al herbicida glifosato (comercializado por Monsanto como Roundup). La creciente dependencia en el glifosato como consecuencia del sistema Roundup Ready, ha engendrado una epidemia demalezas resistentes al glifosato. Además, existe cada vez más evidencia de que los cultivos transgénicos resistentes a insectos que producen una toxina derivada de la bacteria Bt (Bacillus thuringiensis), no constituyen un medio sustentable para disminuir el uso de insecticidas.

Si bien en la mayoría de los países es difícil obtener datos exhaustivos sobre el uso de plaguicidas, los datos disponibles y la evidencia anecdótica demuestran que el uso de plaguicidas va en aumento.

2.1 El gran incremento en el uso de glifosato en eeuu.

En Estados Unidos, la adopción masiva de los cultivos Roundup Ready combinada con la emergencia de las malezas resistentes a glifosato, ha conducido a un incremento de más de 15 veces en el uso de glifosato en los principales cultivos a campo entre 1994 y 2005. En 2006, el último año del que hay datos disponibles, hubo un incremento significativo del 28% del glifosato utilizado en la producción de soja. La intensidad en el uso del glifosato también se ha  incrementado de manera dramática. Entre 1994 y 2006, la cantidad de glifosato aplicada por acre de soja aumentó en más del 150%, de 0,52 a 1,33 libras por acre por año.

2.2 En los estados unidos el glifosato no está sustituyendo a otros herbicidas.

Si bien en un comienzo los agricultores que sembraban cultivos Roundup Ready  utilizaban cantidades menores de otros herbicidas distintos al glifosato, esa tendencia ha cambiado en años recientes. Cada vez más los agricultores enfrentan la necesidad de aplicar mayores porcentajes de glifosato y al mismo tiempo grandes cantidades de otros herbicidas para matar las malezas resistentes. Entre 2002 y 2006, se duplicó el uso del herbicida que ocupa el segundo lugar en el cultivo de soja, el 2,4D, pasando de 1,39 a 3,67millones de libras,mientras que el uso de glifosato en la soja se incrementó en 29 millones de libras (un aumento del 43%). La atrazina, prohibida en la UE en el 2006 por estar vinculado a varios problemas de salud, como trastornos hormonales y cáncer de seno y de próstata, es el herbicida más utilizado en el cultivo de maíz en EEUU. Al tiempo que el uso del glifosato en el maíz aumentó 5 veces entre 2002 y 2005, el uso de la atrazina se incrementó en cerca de 7 millones de libras (un crecimiento del 12%), y las aplicaciones agregadas de los cuatro principales herbicidas utilizados en el maíz crecieron un 5%. Claramente el glifosato no está sustituyendo el uso de la atrazina ni de otros herbicidas utilizados en la producción de maíz.

2.3 Incremento agudo de las plagas resistentes al glifosato en eeuu.

De los 58 casos identificados de nuevas malezas resistentes al glifosato en todo el mundo durante la última década, 31 fueron identificadas en EEUU, que tiene la mayor superficie mundial dedicada a los cultivos resistentes a herbicidas (RH). Treinta de estos casos aparecieron entre 2001 y 2007. Los expertos coinciden en que la siembra continua de cultivos Roundup Ready, y la sobre-dependencia en el glifosato son los responsables. Las malezas resistentes al glifosato registradas, invaden actualmente unos 3.251 sitios, cubriendo 1millón de hectáreas. Esta estimación no incluye a malezas que se sospecha son resistentes, la cuales seguramente infestan una superficie mucho mayor.

2.4 Uso creciente de glifosato y resistencia en malezas en brasil.

Los datos de las agencias gubernamentales de Brasil demuestran que el consumo de los 15 principales ingredientes activos de los herbicidas más utilizados en el cultivo de soja aumentó un 60% entre 2000 y 2005. El uso de glifosato se incrementó en un 79,6% en ese mismo período, un crecimiento mucho más rápido que la expansión de la superficie cultivada con soja Roundup Ready. En 2005 y 2006, otras tres especies de malezas desarrollaron resistencia al glifosato en Brasil. Las autoridades brasileras ya han reconocido que las malezas resistentes al glifosato constituyen una de las principales amenazas para la agricultura del país.

2.5 Incremento en el uso de glifosato y resistencia de malezas en argentina

En Argentina, el uso de herbicidas ha crecido en forma dramática en la última década como consecuencia de la expansión progresiva de la superficie cultivada con soja, prácticamente en su totalidad con soja Roundup Ready. En 2007, expertos agrícolas argentinos informaron que una versión resistente a herbicidas del sorgo de halepo infesta actualmente 120.000 hectáreas de las principales tierras de cultivo del país. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sorgo de halepo es una de las peores malezas en las zonas subtropicales, y la resistencia al glifosato hará que sea aún más difícil de controlar. Los expertos estiman que serán necesarios 25 millones de litros más de otros herbicidas distintos al glifosato para controlar a la maleza resistente, lo que resultará en un incremento de los costos de producción de US$ 160 a 950millones anuales. A pesar de esta amenaza, los funcionarios gubernamentales argentinos aprobaron recientemente una nueva variedad de maíz resistente al glifosato, que seguramente exacerbará el problema.

2.6 El algodón bt no reduce el uso de plaguicidas en india.

En 2007, el Centro de Investigación Agro-Económica de la Universidad de Andhra publicó un nuevo estudio sobre el uso de plaguicidas en el algodón transgénico durante la zafra 2004-05 en el Estado de Andhra Pradesh en India. El estudio concluye que los agricultores que cultivan algodón Bt aplican la misma cantidad de plaguicidas y gastan en ellos la misma cantidad de dinero que los agricultores que producen algodón convencional.

2.7 Las plagas secundarias incrementan el uso de plaguicidas en paquistán y punjab en india

En 2007, la infestación del algodón por plagas secundarias que no eran eliminadas por el insecticida del algodón Bt, en Paquistán y en el estado de Punjab en la India, incrementó demanera dramática el uso de plaguicidas y los costos de los insumos para los agricultores.

Los rendimientos dependen de numerosos factores incluyendo el tiempo, la disponibilidad de agua para el riego y fertilizantes, la calidad del suelo, y la capacidad de gestión de los agricultores. La genética de los cultivos también es importante. En Estados

Unidos, por ejemplo, el mejoramiento convencional para incrementar los rendimientos da cuenta de más de la mitad del incremento de 2 a 7 veces en los rendimientos demaíz, algodón y soja entre 1930 y 2006 (Figura 2). Resulta significativo que esta tendencia al incremento de los rendimientos para estos cultivos no se haya acelerado durante la era biotecnológica, lo que sugiere que la modificación genética en el mejor de los casos es neutral en relación a los rendimientos.

2.8 Cultivos resistentes a herbicidas sufren “pérdida de rendimientos”

El ISAAA sostiene que los cultivos resistentes a herbicidas son neutros en términos de rendimiento, pero muchos estudios de soja Roundup Ready, que es el cultivo transgénico más sembrado, sugieren que su rendimiento es en promedio 5 a 10 % menor que el de variedades convencionales equivalentes. Investigaciones recientes han identificado al menos una causa de esta pérdida de rendimientos. El glifosato limita la absorción de nutrientes esenciales como el manganeso en la soja Roundup Ready, determinando rendimientos menores y mayor susceptibilidad de las plantas a las enfermedades. Por otra parte, en algunos países como Paraguay se han registrado rendimientos excepcionalmente bajos debido a las sequías en 2005 y 2006, confirmando diversos informes que indican que la soja RR tiene un peor desempeño que la soja convencional en condiciones de poca disponibilidad de agua. La figura 3 confirma que los rendimientos están estancados en países que han adoptadomasivamente la soja Roundup Ready.

2.8 Resistencia del maíz bt a los insectos influye poco en los rendimientos

Antes que se introdujera el maíz Bt en Estados Unidos, solamente se fumigaba el 5% de la superficie de maíz contra el barrenador europeo delmaíz, que es el blanco principal del maíz Bt. Esto se debe a que en la mayoría de los años el barrenador europeo del maíz causó poco o ningún daño, determinando que su efecto en los rendimientos fuera nulo o muy reducido. Como se observamás arriba, son otros factores los que influyen demanera más determinante en los rendimientos.

Hay muy pocos estudios rigurosos e independientes que comparen el desempeño de los cultivos Bt y no-Bt en términos de rendimientos bajo condiciones controladas. Uno de esos estudios realizado en EEUU demuestra que el maíz Bt rinde un 12%menos o lomismo que las variedades convencionales. Hasta que no se realicen estudios más confiables bajo un amplio espectro de condiciones, es prematuro atribuir los incrementos en los rendimientos al “factor Bt”.

2.9 ¿el algodón bt es el factor clave para el aumento de rendimientos?

La industria amenudo afirma que el algodón Bt ha aumentado significativamente los rendimientos totales del algodón en todos los países donde se cultiva, a excepción de Australia. Sin embargo, un análisis cuidadoso de estas afirmaciones revela un patrón perturbante de deshonestidad. En la mayoría de los casos parece que los incrementos en los rendimientos no responden al “factor Bt”, sino más bien a condiciones favorables del tiempo, a un cambio de tierras secas a superficies irrigadas, a la introducción de semillas convencionales mejoradas, o técnicas innovadoras de cultivo. En otros casos, el algodón Bt parece responder mucho peor o igual que el algodón convencional. Irónicamente, en muchos países donde el algodón sufrió el ataque de plagas secundarias que no son eliminadas por el insecticida Bt, los agricultores que habían pagado un precio extra por las semillas de algodón Bt tuvieron que gastar tanto como los agricultores convencionales en insecticidas químicos. A la luz de estos hechos, y la ausencia de estudios comparativos exhaustivos y sistemáticos sobre el comportamiento del algodón Bt versus el algodón convencional en términos de rendimientos, resulta altamente cuestionable que se atribuya el incremento de los rendimientos al “factor Bt”. Una mirada a las cifras de los gobiernos nacionales, las agencias de Naciones Unidas y organismos especializados relativas a los rendimientos del algodón en los principales países productores de algodón Bt, confirma esta evaluación. Por ejemplo, los rendimientos promedio del algodón se han estancado desde la adopción del algodón Bt en EEUU, Argentina y Colombia. Si bien ha habido un incremento de los rendimientos del algodón en China, de todas maneras es cuestionable si este incremento en la productividad puede ser atribuido al algodón Bt. Por ejemplo, en la provincia china de Xinjiang, con la mayor producción de algodón y los mayores rendimientos promedios del país, se cultiva mayormente algodón convencional, y su comportamiento positivo en términos de rendimientos se debe a otros factores que afectan la producción no relacionados con la tecnología Bt.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Quisiera saber si la comision creada por el decreto 21/2009 produjo algunas conclusiones sobre la contaminacion en diversas partes del pais.

Comentario por Valerio




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: